Jesús Pérez Vallejo, Luthiers por dinastía familiar

Jesús Pérez Vallejo, Luthiers por dinastía familiar
  • Jesús Pérez Vallejo, tiene 42 años y aunque tiene otro trabajo, también es desde hace 20 años luthiers el más joven que queda en Baza, donde siempre han existido estos artesanos especialistas en la construcción de instrumentos de cuerda.Jesús Pérez, tuvo como maestro a su padre Vicente Pérez Checa, prestigioso artesano que construyo guitarras para cientos de personas y algunas llegaron a países tan lejanos como China, pero décadas atrás, que no era tan fácil.

Jesús es la tercera generación de una dinastía de artesanos. Con 7 años bajaba al taller y ayudaba a su padre y poco a poco aprendió el oficio. Antes que él, su padre también comenzó muy joven con 8 o 9 años en el taller de su tío Alfonso Checa. Recuerda que el primer instrumento que construyo fue una bandurria siempre bajo la supervisión de su maestro. Su padre que nunca dejó de trabajar y el comenzó profesionalmente en el año 1997, aunque asegura que en el oficio de artesano, nunca termina uno de aprender. Por el taller también han pasado sus hermanos Vicente y Daniel y aprendieron el oficio. Y ahora los tres hijos de Jesús, Alejandro, Cristina y Ángel, también van poco a poco acudiendo al taller, en una época de consolas y móviles con todo tipo de juegos. ¿Desde cuándo el taller y tienda "Guitarras de artesanía la Dama de Baza?-Pues mi padre estuvo con su tío hasta el año 1959 y en el año 1961 se estableció por su cuenta en la calle del Agua, taller y tienda que permanece en el mismo sitio. Cuando en el año 1971 apareció la Dama de Baza, fue cuando decidió denominar el taller y la tienda con el nombre de Dama de Baza. Ahora soy yo quien ocupa el puesto de mi padre en el mismo, sitio y con las mismas herramientas que él utilizaba.¿Qué materiales se utilizan para hacer una buena guitarra?-Para las tapas, pino de abeto alemán, cedro para el mástil, ébano para el diapasón, y palosanto de exportación para la caja, aunque depende si es guitarra clásica o de flamenco. Los materiales son distintos según la calidad y las exigencias que te pida el cliente, pero las maderas deben estar completamente seca ya sean de palo santo, ciprés, cedro, pino abeto, ébano o caoba.¿Qué gama de instrumentos fábrica?-Pues de todo un poco, guitarras, flamencas y clásicas, laudes, bandurrias, guitarras acústicas, laudinos, bandolinas, y también guitarros y guitarrones, que son unos instrumentos especiales que usan mucho las cuadrillas de animas de la región de Murcia y vienen a Baza a encargarlos.¿Qué se necesita para que construir una guitarra de calidad?-Es esencial que los materiales sean buenos que estén secos como he referido antes, pero también influye los grosores de las maderas, la construcción por dentro y ir tocando para que la guitarra vaya sacando el sonido que tiene y que cada vez tiene que ir a más. El tocar la guitarra es muy importante sacara sonidos que tu posiblemente no has notado cuándos las pruebas. Algunos amigos, incluso auténticas figuras como guitarrista como es el caso de Alberto López, vienen por el taller cuando pueden y están en Baza a tocar. Mi padre ha creado auténticas joyas para guitarristas importantes como el granadino Carmelo Martínez.¿Cuánto cuesta una buena guitarra artesana?-Una buena guitarra puede costar una fortuna, si es de encargo y muy especial, puede llegar a los 3.000 euros. Pero a partir de 600 euros, puedes comprar una más que aceptable. Hay algo más baratas para gente que se inicia. Lo que no es aconsejable es comprar una guitarra mala fabricada en China o esas que se venden en algunos supermercados. Se rompen muy fácil y muchas veces se reparación cuesta más que lo que pagaron al comprarla. Una guitarra de artesanía si la cuidas dura toda la vida. -Yo trabajo de cuatro en cuatro, de manera que mientras una se seca puedes estar adelantando trabajo con otras. Dependiendo los modelos se pueden llegar a construir entre 4 a 8 guitarras al mes. A mí no me gusta correr prefiero ir con tranquilidad e ir haciéndolo bien sin prisas y empleo el tiempo que necesite, lo más entretenido es dar barniz y el toque final. Las más sencillas en dos semanas se pueden terminar