El edificio de la nueva biblioteca ya luce su brillante imagen

El edificio de la nueva biblioteca  ya luce su brillante imagen
  • Un gran espejo donde se refleja el casco histórico y que a su vez permite contemplarlo desde una posición privilegiada, así comienza a definirse el edificio de la nueva biblioteca municipal que en las últimas dos semanas ha dado un giro estético, permitiendo contemplar la que será su imagen final. Claramente ya se aprecia que es una infraestructura moderna, que se levanta como una metáfora de la ciudad de Baza. Actual y adaptada a las exigencias de estos tiempos pero sin perder de vista su identidad patrimonial que se refleja continuamente en sus grandes cristaleras que dotarán de luz natural a la principal sala de lectura y consulta. Sus más de 3.000 metros cuadrados de edificación están pensados para disfrutar de la lectura, animar a los nuevos lectores, solucionar las deficiencias de espacio que ahora presenta la biblioteca y otras dotaciones, como la sede de la UNED o el Centro de Profesores, al tiempo que ofrezca a los visitantes un edificio de estética rompedora y digno de visitar.  Los trabajos de construcción de  ya se encuentran muy avanzados, se están realizando los trabajos de albañilería e instalaciones de electricidad y climatización, permitiendo contemplar las grandes dimensiones del que será el principal edificio destinado a la cultura de todo el municipio, pero que nace con pretensión comarcal.No se limita sólo a un contenedor de libros o a unas dependencias para su custodia y préstamo para los ciudadanos, acogerá, también, un espacio donde los más pequeños podrán iniciarse a la lectura. El espacio se distribuye en cuatro plantas que permitirán a los ciudadanos de todas las edades disfrutar de la lectura y de las nuevas tecnologías, al tratarse de un espacio que acogerá una bebeteca para iniciar a la lectura desde las edades más tempranas, una ludoteca digital destinada a los más jóvenes, la biblioteca propiamente dicha y un centro de nuevas tecnologías.  Los trabajos de construcción del edificio siguen los plazos previstos en la planificación de la obra, que comenzó en el mes de diciembre de 2010. Tiene un presupuesto total de 2,33 millones de euros y se enmarca en el proyecto «Baza, Ciudad del Agua», cofinanciado por fondos Feder con 980.000 ?, el Ayuntamiento con 952.000?  y otros  400.000 ? que son aportados por la Dirección General del Libro de la Junta de Andalucía. El edificio se está construyendo en un solar que se encontraba muy degradado, en el límite entre el centro histórico y nuevas zonas residenciales. Con su construcción se mejorará el entorno viario que lo rodea y se generará una plaza pública en calle Casicas, diáfana exterior, que aportará vistosidad al edificio y amplitud a la calle y  servirá como recibidor o prolongación del nuevo edificio, dando a entender que la influencia de la cultura se extiende a la calle, fuera de los muros de la biblioteca.La nueva biblioteca se ubica en un solar en el límite del casco histórico, sirviendo de transición entre la parte más antigua de la ciudad y la de construcción reciente. El edificio contempla cuatro plantas y sótano, en los que se distribuyen aulas, aseos, una gran sala multiusos de casi 200 metros cuadrados, zonas administrativas y de almacenaje, y amplias dependencias diáfanas para la biblioteca y ludotecas. El arquitecto encargado del proyecto es Antonio Trujillo, el mismo que formando equipo con el también arquitecto Antonio Redondo Fernández fueron los autores de la rehabilitación de la antigua Alhóndiga y construcción del nuevo edificio anexo que conforma el nuevo museo arqueológico de Baza, recuperando para la ciudad un edificio histórico y creando una magnifica infraestructura cultural. En esta ocasión Antonio Trujillo ha buscado un concepto totalmente diferente donde la luz es la nota predominante, construyendo un edificio con un impresionante frontal acristalado que da a la ciudad de Baza una imagen moderna en una zona limítrofe con edificios históricos en lamentable estado de conservación y para los que también se anuncian proyectos interesantes para su rehabilitación y puesta en valor. El alcalde de Baza, Pedro Fernández Peñalver acompañado por la concejal de cultura, Yolanda Fernández y el propio Antonio Trujillo, visitaron la semana pasada el edificio, pudiendo comprobar el avanzado estado de las obras que en principio deberían de estar terminadas para el próximo mes de abril, pero es posible que se prolonguen algo más tiempo porque las terminaciones y detalles siempre son más lentas. Una vez terminada la obra el Ayuntamiento tendrá que buscar el equipamiento del edificio, lo que no es fácil hoy en día tal y como están las administraciones y los recortes que se anuncian insistentemente.