Nace el Banco de Tierras para recuperar parcelas de cultivo sin uso

La iniciativa parte de la Comunidad de Regantes Siete Fuentes – Negratín y pretende evitar el abandono de tierras y garantizar el relevo generacional

JOSÉ UTRERABAZA

Para servir de punto de encuentro entre los propietarios de tierras de cultivo en la vega tradicional que no están en uso y personas interesadas en cultivarlas, ampliar sus explotaciones agrarias o iniciarse en la agricultura, nace el Banco de Tierras de Baza que impulsa la comunidad de regantes Siete Fuentes- Negratín con la colaboración del Ayuntamiento de Baza.

Con la iniciativa - explica el presidente de la gestora de la comunidad de riego, José Antonio Azor- se pretende “recuperar del abandono las tierras de cultivo, garantizar el relevo generacional en la agricultura, impulsar la agricultura como salida laboral en Baza y animar a los pequeños propietarios de terrenos a que rentabilicen sus tierras poniéndolas en uso y las inscriban en la comunidad de riego para modernizarlas con el agua del Negratín”.

La base del funcionamiento del Banco de Tierras será la recopilación de datos para elaborar un registro de parcelas disponibles y otro de interesados en ponerlas en uso. La comunidad de riego se encargará de ponerlas en contacto y ofrecerá asesoramiento en la gestión, intermediación y seguimiento de las operaciones que se realicen a través de la nueva entidad.

El Ayuntamiento, por su parte, les ha cedido un local en la Estación de Autobuses para comenzar la labor de intermediación a partir de la segunda quincena de septiembre. Antes, el 1 de septiembre, la iniciativa se presentará a los inscritos en la comunidad de regantes y a los propietarios de parcelas en la vega en la asamblea que se celebrará a las siete de la tarde en el Pabellón de Ferias y Exposiciones de Baza.

En la asamblea se entregará material informativo del Banco de Tierras que incluye una ficha para la inscripción de parcelas y una ficha de demanda de terrenos para los interesados en cultivarlos.

El presidente del área de Urbanismo, Agricultura y Alcalde de Aguas, José Luis Castillo, afirma que se mantendrá la colaboración municipal en la petición al Estado para que ejecute la infraestructura de principal de canalización que transporte el agua desde el Negratín y a la Junta de Andalucía las subvenciones o ayudas para acometer el proyecto de regadíos y aprovechamiento de la concesión de agua.

Antonio Azor explica que el Banco de Tierras forma parte del ‘Plan de Fomento agrario con perspectiva de género y de cambio climático’ de esta comunidad, que contempla proyectos como la recuperación del patrimonio hidráulico, el desarrollo de canales cortos de comercialización, un plan de formación agraria, la creación de un banco de germoplasma para recuperación y conservación de variedades autóctonas o desarrollo de un invernadero municipal experimental, entre otras actuaciones.

Hasta el momento, la comunidad de regantes cuenta con unas 2.300 hectáreas inscritas, que se corresponden a unos 770 propietarios. Esperan que con esta iniciativa se realicen nuevas inscripciones para llegar al número máximo posible de terrenos de vega tradicional que se puedan aprovechar de la reserva de agua de 8,73h3 que recoge el Plan Hidrológico Nacional.

Fotos

Vídeos