Las excavaciones paleontológicas en Baza 1 finalizan con el hallazgo de registros de nuevas especies

Participantes de la cuarta temporada de excavaciones paleontológicas en Baza /JAVIER LUENGO
Participantes de la cuarta temporada de excavaciones paleontológicas en Baza / JAVIER LUENGO

Durante la cuarta campaña consecutiva que acaba de finalizar se han extraído 359 registros fósiles datados hace entre 4 y 4,5 millones de años

JOSÉ UTRERABaza

La cuarta temporada de excavaciones paleontológicas, financiada por el Ayuntamiento de Baza, en el yacimiento Baza-1 ha evidenciado la presencia de nuevas especies animales que, entre 4 y 4,5 millones de años, poblaban las tierras que hoy ocupa Baza. A los mamíferos encontrados años anteriores se suman cuatro animales nuevos, el caballito de tres dedos Hipparion, un cerdo y dos especies de carnívoros, uno grande y otro pequeño y, además, de peces y hojas fósiles.

En total, ha explicado Bienvenido Martínez Navarro director del equipo de excavación, desde el 25 de junio al 8 de julio se han extraído 359 nuevos registros en los 27 metros cuadrados excavados, 8 metros cuadrados de nueva apertura situados en los sectores oeste y sur del corte de excavación. «Un yacimiento único por su riqueza para esta cronología, en el que estoy convencido de que podrían encontrarse de 80 a 100 especies diferentes».

Lo encontrado en esta campaña -por el equipo coordinado por el paleontólogo del ICREA-IPHES-URV de Tarragona, junto con Javier Luengo, adscrito al IPHES-URV que ha llevado la dirección arqueológica y Sergio Ros-Montoya con la coordinación paleontológica- ha confirmado las expectativas de inicio de campaña: «una abundante diversidad de fósiles, entre los que destacan numerosos restos correspondientes a mastodontes, especialmente de Anancus arvernensis, pero también de rinocerontes, bóvidos y, especialmente, este año es de destacar el hallazgo tres molares del caballito de tres dedos Hipparion, que permitirán determinar la especie a la que corresponden, y de otros taxones que todavía no habían sido localizadas en este yacimiento, incrementando así la lista faunística, tales como un diente de cerdo, que son muy raros en el Plioceno, de dos especies de carnívoros, uno grande y otro pequeño y, además, de peces. Es decir, que la lista de especies se ha incrementado en, como mínimo, cuatro nuevos taxones».

Los investigadores relatan que los restos de carbón vegetaly las hojas fósiles «nos están ayudando a conocer mejor el clima en el que se formó el yacimiento, mucho más cálido que el actual, con mejor temperatura y mucha más humedad, de tipo mediterráneo muy benigno o subtropical».

En relación a las novedades incorporadas este año, se han aplicado nuevas técnicas de documentación que permiten reproducir el progreso de la excavación de manera tridimensional prácticamente y utilizado las últimas técnicas fotográficas con el uso de drones. Además, la especialista en geocronología, Davinia Moreno del Centro Nacional para la Investigación en Evolución Humana-CENIEH de Burgos, ha aplicado la técnica de rosonancia paramagnética electrónica (ESR en inglés) para intentar obtener una datación numérica que complemente los datos biostratigráficos basados en el registro faunístico, que indican que Baza 1 tiene una edad aproximada de 4-4,5 millones de años.

Temas

Baza

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos