El PP denuncia la política de «dispersión» de menores en localidades de las comarcas de Guadix y Baza

Unos de los hoteles reconvertidos en centros de internamiento /Ideal
Unos de los hoteles reconvertidos en centros de internamiento / Ideal

Los niños se escapan de albergues y hoteles rurales reconvertidos en centros de internamiento ante la pasividad de las administraciones

JOSÉ UTRERABaza

Una delegación de cargos públicos del PP, encabezados por el diputado nacional Santiago Pérez y la senadora María José Martín, acompañados por la parlamentaria andaluza Ana Vanessa García y los diputados provinciales Soledad Martínez y Jesús Lorente, ha visitado varios alojamientos rurales convertidos en centros de reclusión de menores inmigrantes, que en estos últimos días han proliferado en la zona norte de la provincia de Granada. Estos alojamientos se encuentran enclavados en las comarcas de Guadix y Baza en los términos municipales de Gor, la pedanía bastetana de Baúl, Freila y Caniles.

Durante la visita, han podido cque son más de un centenar de menores inmigrantes los que se encuentran alojados en este tipo de establecimientos, «sin que los vecinos y autoridades municipales tengan conocimiento de los mismos».

Santiago Pérez ha mostrado su extrañeza ante el hecho de que «no se haya informado a la opinión pública de las intenciones del Gobierno de la Nación, al parecer, en estrecha colaboración con la Junta de Andalucía, de utilizar alojamientos rurales que no están homologados ni reúnen las condiciones necesarias para alojar a menores inmigrantes, creando sorpresa entre el vecindario de la zona que ha visto deambular a estos niños de un lugar a otro, sin nadie que cuide de ellos ni les custodie».

María José Martín ha lamentado la falta de información de las administraciones local, provincial, autonómica y nacional, «todas gobernadas por el PSOE», que no se han «dignado» a ofrecer explicaciones públicas ni a los vecinos de la zona ni a los representantes públicos que «estamos muy preocupados por la alarma social generada y por las continuas denuncias de los vecinos que han visto cómo estos niños se jugaban literalmente la vida en la A-92 e incluso tenían enfrentamientos entre ellos».

Martín ha explicado que, en estos días, han sido continuas las llamadas a la Policía y Guardia Civil alertando de que los menores «deambulaban» por la autovía, caminos rurales o carreteras secundarias, intentando desplazarse a otros puntos y provincias limítrofes.

«Los propios vecinos han organizado reuniones para que los alcaldes de sus municipios les den las explicaciones oportunas ante la falta de información», ha apostillado la senadora del PP.

Los mismos parlamentarios pudieron hacer fotos de algunos menores en plena autovía, a la altura de Venta Vicario, mientras intentaban parar a los vehículos que marchaban por la A-92 Norte en dirección Baza. «Estos menores mostraban su deseo de viajar hasta Francia, lugar donde querían marcharse», ha informado Pérez.

Asimismo, han contactado con vecinos de la zona, agricultores, empresarios turísticos, «y todos muestran su sorpresa por esta actuación que no ha sido comunicada a los vecinos y autoridades de la zona, poniendo en peligro a los menores y creando confusión entre los vecinos».

Los dirigentes del PP van a registrar varias iniciativas en el Congreso de los Diputados, Senado y Parlamento de Andalucía para pedir explicaciones a sus responsables en política de inmigración ante esta «chapuza» que «atenta contra los derechos humanos y contra la integridad de los menores, recluidos en lugares que no reúnen las condiciones idóneas y sin nadie que se responsabilice de ellos».

Denuncian además la doble vara de medir de los gobiernos socialistas que reciben a inmigrantes «de primera» en Valencia «con gran despliegue de medios», mientras que a los inmigrantes «de segunda» los «hacinan» en lugares apartados, «ocultando su situación, sin saber muy bien qué desean hacer con ellos, sin la protección adecuada y sin los protocolos humanitarios exigibles».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos