La cuarta temporada de excavaciones paleontológicas en Baza- 1 comienza a dar sus primeros resultados

La cuarta temporada de excavaciones paleontológicas en Baza- 1 comienza a dar sus primeros resultados
JOSÉ UTRERA

Cuando aún no se había llegado a los niveles del año pasado ya han aparecido dos grandes molares de rinoceronte y de un mastodonte

JOSÉ UTRERABAZA

El lunes pasado comenzó la cuarta campaña de excavaciones en el yacimiento paleontológico Baza- 1, cuando se estaban preparando las cuadriculas en las que se van a trabajar este año, y aun no se había llegado a los niveles en los que se quedó en el 2017 y ya han aparecido los primeros fósiles. Se trata de dos grandes molares, uno de un mastodonte de la especie Anancus arvernensis y otra de un rinoceronte de la especie Stephanorhinus jeanvireti, aparecidos justo en la zona en la que se preparaba el corte con una excavadora, en el inicio del nivel fértil.

En esta nueva campaña que será corta, el equipo dirigido por Javier Luengo ampliará la zona de trabajo, tanto en profundidad como en extensión, lo que permitirá un mejor conocimiento anatómico de las especies registradas y, con toda seguridad, se irán localizando otros taxones de vertebrados que todavía no habían sido documentados. El hecho de que en el vértice del tamaño aparezcan dos especies de proboscídeos indica que deben aparecer otras muchas especies de tamaño menor, especialmente ungulados, pero también carnívoros, quienes se alimentaban de los ungulados. Junto a los animales, el yacimiento bastetano es rico en carbón vegetal, que «se irá documentando para conocer las plantas presentes en una climatología subtropical», explica Bienvenido Martínez- Navarro, miembro del equipo científico y profesor de investigación del Instituto de Paleoecología Humana y Evolución Social (IPHES).

En esta edición, los trabajos de campo han estado precedidos de labores de restauración de piezas encontradas en temporadas anteriores en el yacimiento bastetano y que pasarán a formar parte de los fondos del Museo Arqueológico municipal. Estas tareas se desarrollan desde principios de mes por una especialista en la zona de investigación ubicada en el propio museo.

Uno de los objetivos de la presente campaña de excavaciones es datar con precisión la edad del yacimiento para ellos se cuenta con una profesional del centro de investigación responsable de Atapuerca, el CENIEH, que asesorará en las técnicas para la datación del yacimiento, que se estima tenga una antigüedad de entre 4 y 4,5 millones de años. También se va a ampliar la zona de estudio y excavación, en nueve cuadrículas más de un estrato fosilífero de 1,5 metros, de espesor en el que se acumulan numerosas especies y pasar de 16 a 25 cuadriculas de un yacimiento que previsiblemente tenga miles de metros cuadrados.

La campaña cuenta con un equipo científico compuesto por una docena de investigadores y profesionales de diferentes ámbitos que está configurado por las siguientes personas: Sergio Ros-Montoya, bastetano y paleontólogo de la Universidad de Málaga; Javier Luengo, director arqueológico, adscrito al IPHES y a la Univ. de Tarragona; María Patrocinio Espigares, accitana y paleontóloga de la Universidad de Málaga; Paul Palmqvist, catedrático de paleontología de la Universidad de Málaga; Antonio Guerra-Merchán, geólogo de la Universidad de Málaga; José Manuel García-Aguilar, geólogo de la Universidad de Málaga; Davinia Moreno, geocronóloga del CENIEH, Burgos; Moncef-Saïd Mtimet, paleontólogo tunecino adscrito al IPHES y a la Universida. de Tarragona; Daniel de la Torre, arqueólogo adscrito a la Universidad de Málaga; Alejandro Granados, geólogo almeriense adscrito a la Universida de Málaga; Ainoa Rodríguez Rueda, restauradora contratada por el IPHES y Bienvenido Martínez-Navarro Prof. de Investigación ICREA adscrito al IPHES.

Las excavaciones vuelven a contar con el patrocinio y colaboración del Ayuntamiento de Baza, que la financia con 10.000 euros y cede instalaciones del Museo Arqueológico para labores de restauración e investigación, además de la colaboración de técnicos municipales. Cuentan con la autorización de la Consejería de Cultura, así como la financiación del Ministerio de Economía y Empresa para la realización de la restauración de piezas halladas en temporadas anteriores.

Temas

Baza

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos