La comunidad de regantes Siete Fuentes Negratín celebra una nueva asamblea

Se presentará el Banco de Tierras, que comenzará su funcionamiento a partir del 22 de septiembre

JOSÉ UTRERA GARCÍABaza

A las siete de la tarde de hoy viernes están llamados todos los propietarios de terrenos en la vega tradicional que quieran aprovecharse de la reserva de agua de 8,73 H3 del Negratín estén o no inscritos en la nueva comunidad de Riego Siete Fuentes Negratín, que será la encargada de realizar la petición del agua desde el pantano.

En esta nueva asamblea, que se celebrará en el Pabellón de Ferias y Exposiciones, se abordarán, entre otros asuntos, la elección de la Junta de Gobierno y el Jurado de Riegos, asuntos sobre el perímetro de riego, el padrón de usuarios, el presupuesto y las derramas.

Asimismo, se explicará la iniciativa del Banco de Tierras que comenzará su actividad los viernes de ocho a diez de la noche a partir del próximo 22 de septiembre en un local de la Estación de Autobuses que ha sido cedido por el Ayuntamiento de Baza.

El Banco de Tierras pretende ser un punto de encuentro entre los propietarios de tierras de cultivo en la vega tradicional que no están en uso y personas interesadas en cultivarlas, ampliar sus explotaciones agrarias o iniciarse en la agricultura, nace el Banco de Tierras de Baza que impulsa la comunidad de regantes Siete Fuentes- Negratín con la colaboración del Ayuntamiento de Baza.

La base de su funcionamiento será la recopilación de datos para elaborar un registro de parcelas disponibles y otro de interesados en ponerlas en uso. La comunidad de riego se encargará de ponerlos en contacto y ofrecerá asesoramiento en la gestión, intermediación y seguimiento de las operaciones que se realicen a través de la nueva entidad.

Se aprovecharla la asamblea para entregar material informativo del Banco de Tierras que incluye una ficha para la inscripción de parcelas y una ficha de demanda de terrenos para los interesados en cultivarlos.

Hasta el momento, la comunidad de regantes cuenta con unas 2.300 hectáreas inscritas, que se corresponden a unos 770 propietarios. Esperan que con esta iniciativa se realicen nuevas inscripciones para llegar al número máximo posible de terrenos de vega tradicional que se puedan aprovechar de la reserva de agua de 8,73h3 que recoge el Plan Hidrológico Nacional.

Fotos

Vídeos