Clausurada en Baza una almazara por comprar aceituna robada

Clausurada en Baza una almazara por comprar aceituna robada

Hace 9 meses la Guardia Civil le había abierto 22 expedientes por irregularidades

JOSÉ UTRERA GARCÍABaza

La Junta de Andalucía ha clausurado toda actividad en una almazara de Baza, donde el pasado mes de febrero la Guardia Civil de la localidad jienense de Úbeda, detecto que se estaba recepcionado aceituna robada.

La investigación comenzó tras las denuncias de propietarios de varias fincas situadas en los municipios de Huesa, Peal de Becerro y Pozo Alcón. Todos los robos se habían producido en fincas cercanas al eje de la carretera A-315 entre Torreperogil y Baza.

Los robos se solían cometer cuando caía la noche, a partir de las siete de la tarde y hasta el amanecer. Los ladrones empleaban un “modus operandi” muy peculiar para acelerar “el trabajo”. Primero, entraban en las fincas con turismos para que sus ocupantes procedieran a varear los olivos y barrer los montones. Después, entraban en el campo con furgonetas para recoger la carga y salir corriendo.

El equipo Roca de la Guardia Civil estableció varios dispositivos de vigilancia a lo largo de la A-315 y dieron resultado cuando efectivos de la benemérita interceptaron varios vehículos cargados de aceituna. En total eran siete hombres de nacionalidad rumana y residentes en los municipios de Zújar y Baza. Cuando les pidieron los papeles, no pudieron acreditar la titularidad de la mercancía. Les imputaron los once robos que se habían denunciado, por 21.322 kilos de aceituna.

La Guardia Civil, decidió investigar donde vendían la aceituna robada y cómo lograban saltarse los controles. Las pesquisas se centraron en un punto de compra de aceituna, ubicado en Baza. Los agentes pronto constataron que en esta peculiar almazara, no requerían ningún tipo de documentación a las personas que llevaban la aceituna.

Una inspección más exhaustiva puso de manifiesto que no existía libro de registro y la instalación tampoco contaba con los permisos administrativos necesarios, tal y como explicó en febrero del presenta año la Guardia Civil. En total, los agentes que visitaron la almazara levantaron un acta con 22 infracciones diferentes. Así que el Instituto Armado solicitó a las administraciones competentes el cierre de la actividad. Nueve meses después, y tras un largo proceso, la instalación ha sido clausurada.

Ante la próxima campaña de recogida de aceituna los ladrones van a tener mucho más difícil colocar la mercancía. En Baza y algunos pueblos de la comarca, hay numerosas furgonetas, fácil de detectar que desde muy temprano salen a recorrer carreteras y caminos rurales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos