Biblioteca solidaria con el Banco de Alimentos

Biblioteca solidaria con el Banco de Alimentos

La biblioteca municipal José Becerril vive sus días más solidarios con la recogida de alimentos y productos de primera necesidad

JOSÉ UTRERA GARCÍABaza

La Biblioteca Municipal de Baza José Becerril se convertirá desde esta semana y hasta la finalización de los festejos navideños en un espacio para la solidaridad con quienes tienen menos recursos y tienen dificultades para adquirir lo más básico, como puede ser la alimentación. Será posible gracias a la iniciativa ‘Biblioteca Solidaria’ organizada por el Ayuntamiento de Baza a beneficio del Banco de Alimentos de Baza y que está compuesta por tres iniciativas diferentes y que por primer año se desarrollan en estas instalaciones públicas.

De un lado la biblioteca se convierte en un punto de recogida de todo tipo de alimentos no perecederos que tendrá como destinatarios a unas 700 familias de la comarca de Baza, que es el ámbito de actuación de la sede bastetana del Banco de Alimentos. El punto de recogida se ha situado en el interior de la propia biblioteca y se mantendrá hasta el día 6 de enero, como forma de contribuir con la campaña Recogida General de Alimentos de esta fundación el pasado fin de semana.

Por otro lado, esta semana ha comenzado la iniciativa que canjeará los días de penalización por retraso en la entrega de libros por alimentos. La presidenta del área de Cultura, Yolanda Fernández, ha explicado que las personas que realicen con retraso la devolución de libros u otro material de préstamo de la biblioteca, tendrán la oportunidad de entregar alimentos y así se levantará la penalización de forma inmediata.

La tercera actividad solidaria que se desarrollará en la biblioteca será ‘La Sonrisa de Navidad’ para recoger alimentos y productos de alimentación típicos de las fiestas navideñas, “porque queremos que las personas, sobre todo los niños y niñas, tengan la oportunidad de disfrutar de los dulces y otros productos tradicionales de estas fechas y así aliviarles un poco la necesidad económica” destaca Fernández.

Por cada tableta de turrón, lote de mantecados, bombones o cualquier otro alimento de este tipo, el donante podrá colocar una bola o adorno con su nombre en un árbol navideño con el que podrá recibir un libro al final de esta campaña. Será un niño o una niña quien escogerá uno de estos adornos y de esta forma se elegirá al ganador del regalo del libro entre todos los participantes solidarios.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos