Baza prohíbe el uso de agua potable para llenado de piscinas y riego a manta de jardines y huertos

Primeras medidas ante la disminución de los caudales de los manantiales y pozos que abasten a la población

JOSÉ UTRERA GARCÍABaza

El Ayuntamiento de Baza prohíbe desde hoy miércoles y hasta el final del verano el llenado de piscinas, el riego de jardines y de huertos con agua potable, a consecuencia de la escasez de agua y para prevenir restricciones de agua para consumo humano.

El alcalde Pedro Fernández Peñalver ha emitido un primer bando alcaldía a fin de informar a la población, en el que se especifica que se podrán llenar las piscinas y regar los jardines y huertos siempre que sea con agua reciclada o procedente de pozos. En el caso del riego, se permitirá, además, el riego por goteo.

No es habitual que una prohibición de este tipo se realice cuando aún no ha comenzado el verano, pero en las últimas semanas los técnicos municipales han detectado una alarmante bajada de nivel de los manantiales y pozos que abastecen a la población. Si la situación no mejora y no parece que vaya a mejorar en las próximas semanas y meses la situacion se puede llegar a complicar.

La ciudad se abastece mayormente de tres pozos cuyo nivel freático es cada vez menor. Ahora se extrae el agua a 200 metros de profundidad lo que además supone un enorme coste energético de un cuarto de millón de euros al año. En la zona de la Atalaya hay un cuarto pozo para ser utilizado en caso de avería de alguno de los que están habitualmente en funcionamiento.

Lo habitual es que el funcionamiento de los pozos sea alternativo para evitar posible averías, pero en los últimos días los tres pozos han estado funcionado de manera continua las 24 horas del día.

La aportación del manantial de las Siete Fuentes cuya agua va directamente al depósito de la Mancoba, ha bajado de caudal. Algo que también afecta a los agricultores que disponen de menos agua para riego.

Hace años en previsión de posibles averías, la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento construyeron un gran depósito de 5.000 metros cúbicos de capacidad que hay que sumar al depósito de la Cuesta del Francés de 900 metros cúbicos y al de la Mancoba de 3.000 metros cúbicos. Lo habitual es que será suficiente para abastecer a la población durante un cierto periodo de tiempo, pero si se produce una avería de más de 48 horas llegarían las restricciones.

El problema del abastecimiento de agua a Baza y varios pueblos de la comarca quedaría garantizado si se pusiera en funcionamiento la conducción desde el Pantano del Portillo. Responsables municipales lo han pedido en reiteradas ocasiones a los distintos subdelegados del gobierno, sin éxito alguno. La última vez al actual Francisco Fuentes Jodar.

Fotos

Vídeos