El Ayuntamiento de Baza compra el yacimiento de Cerro Largo

Yacimientos arqueológicos. /JOSÉ UTRERA
Yacimientos arqueológicos. / JOSÉ UTRERA

El Consistorio de Baza ha adquirido 36.808 m2 cuadrados de la zona arqueológica de Basti

JOSÉ UTRERA GARCÍABaza

El Ayuntamiento de Baza ha adquirido 36.808 m2 cuadrados de la zona arqueológica de Basti, en concreto los que se corresponden a la necrópolis de Cerro Largo, lo que supone que el municipio ya dispone de parcelas en los tres espacios que componen el BIC que forman Cerro Santuario, Cepero y Largo.

«Damos un importante paso en la conservación de nuestro patrimonio. Ahora el Ayuntamiento es propietario de terrenos en los tres enclaves arqueológicos más significativos de Baza, tras la cesión en 2013 de cerro Cepero y en 2017 de la finca donde se ubica la tumba de la Dama en Cerro Santuario. A ello se suma otra fecha importante para la protección de nuestras joyas monumentales, la compra el año pasado del Palacio de los Enríquez» manifiesta el alcalde de Baza, quién a su vez aclara que hasta la fecha, el contacto con la propiedad ha sido siempre cordial y ello ha ayudado al desarrollo de todo tipo de actuaciones en la zona arqueológica, tanto de investigación como de mantenimiento y acondicionamiento.

Con la firma de las escrituras ante notario por parte del alcalde de Baza, Pedro Fernández, y del propietario de los terrenos, Ramón Domingo Llorente, la parcela colindante con el lugar donde supuestamente se encontró la urna funeraria del Guerrero pasa a manos públicas lo que facilitará y agilizará cualquier intervención en la principal zona arqueológica de Baza.

El municipio adquiere los terrenos por una cantidad total de 42.329 euros, que se compensarán y abonarán en tres plazos. El primero de ellos, por un importe de 14.329 este año, y los dos restantes por la cantidad de 14.000 euros que se satisfarán antes del 28 de febrero de 2019 y antes del 28 de febrero de 2020.

Ahora lo ideal sería que la Consejería de Cultura autorizará y financiará una excavación sistemática de toda la zona arqueológica, y se terminaran los trabajos en la necrópolis donde apareció la Dama de Baza. Y continuar con Cerro Largo para saber que queda después del destrozo que supuso utilizar la tierra del cerro para material de relleno en las obras de la A-92. Se cuenta que todos los fines de semana, trabajadores de camiones y retroexcavadoras se marchaban con piezas más o menos valiosas.

En este mismo lugar se supone que también estaba el denominado Guerrero de Baza. Se sabe que alguien lo encontró lo intentó vender y finalmente se preparó su hallazgo. Fue la primera vez que se convoca a los medios de comunicación, horas antes, para decirles que estuvieran localizados porque iba aparecer una pieza arqueológica de importancia. Habitualmente la estatua funeraria del Guerrero se encuentra expuesta en el Museo Arqueológico de Baza, pero desde hace unos meses y hasta el mes de mayo esta cedida al Museo Ibérico de Jaén.

En una tierra de cultivo entre Cerro Largo y Cerro Santuario, también apareció una cabeza decapitada de época romana, que no coincide con la cabeza que le falta al Guerrero. La zona históricamente ha sido objeto de expoliadores. Y una de las mejores maneras de evitarlos es realizar excavaciones sistemáticas que hace muchos años no se hacen.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos